El huracán Florence causó la peor inundación en la historia de la Costa Este. Florence arribó en las Carolinas el 14 de septiembre y trajo consigo niveles de inundación jamás vistos. Los cálculos tempranos muestran que el huracán arrojo 33 pulgadas de lluvia en la región en un corto periodo. Adicionalmente, el huracán Florence trajo consigo vientos que alcanzaban las 105 MPH. Estos factores, aunados con la tormenta cayendo sobre la región, fueron una receta para el desastre.

Hurricane Florence Causes Worst Flood in The East Coast's History

Según los testigos, el huracán Florence fue una tormenta devastadora que causó daños calculados en billones de dólares. Ahora que la mayor parte de la inundación causada por la tormenta se ha desvanecido, la gente de la región ha comenzado el largo, pero necesario, proceso de reconstrucción. Una cosa que puede, y debe, ayudar tremendamente en estos tiempos es el seguro para este tipo de tormentas. Aquellos afectados por los vientos del huracán Florence deberían de revisar sus pólizas de  seguro de casa

Click here to learn more

ya que la mayoría de estas pólizas incluyen cobertura contra huracanes. Además, la gente debería de revisar si tenían seguro de inundación que cubra los daños causados por la inundación de Florence. El seguro puede ser una herramienta poderosa para ayudar a la gente a reconstruir después de una tormenta tan potente. Aún más, el proceso de negociar con la compañía de seguros puede ser complejo. Debajo encontrará algunos pasos que las personas pueden tomar para que su reclamo sea procesado eficientemente:

  1. Tome suficientes fotografías de los daños ocasionados. De ser posible, tome las fotos de inmediato, al término de la tormenta, mientras se está haciendo la limpieza de la misma, y si usted hace reparaciones a la estructura. ¡Nunca se tienen suficientes fotos!
  2. Tome inventario de cualquier artículo personal que se perdió o daño.
  3. Presente su reclamo con su  compañía de seguros lo más pronto posible y asegúrese de recibir un número de reclamo. Este número es muy importante.
  4. Guarde toda correspondencia entre usted y la compañía de seguros.
  5. Acate todas las instrucciones razonables que le de su compañía de seguros.
  6. Envíe correos electrónicos semanalmente a su compañía de seguros y a su ajustador pidiendo actualizaciones acerca de su reclamo.
  7. Haga que un contratista independiente le proporcione una cotización  de cuanto le costará reparar o sustituir las estructuras dañadas.

Al seguir los pasos de arriba, una persona se está poniendo en la mejor posición de que su reclamo sea resuelto justamente/favorablemente. Desafortunadamente, si la compañía de seguros no desea cooperar o si solamente quieren pagar una cantidad que no sería suficiente para cubrir las estructuras dañadas, la persona puede tomar acciones Una póliza de seguro es una forma de contrato. Por ello, una persona asegurada tiene derechos y compensaciones a los que tiene derecho si alguna de las partes infringe el contrato. Un asegurado cumple con sus obligaciones del contrato al hacer sus pagos mensuales. Por su parte, la compañía de seguros cumple con sus obligaciones al pagar por los daños a la estructura dañada estipulados en el contrato cuando recibe el reclamo del asegurado. Si una persona siente que no está siendo tratada de manera justa por la compañía de seguros, una opción puede ser consultar con un abogado. Si la persona está interesada en contratar un abogado, es importante que lo haga lo más pronto posible ya que hay fechas límites que pueden impedir cualquier reclamo potencial que la persona pueda tener.

Nota: Todos los afectados por el huracán Florence también deben trabajar con FEMA (Agencia Federal de Manejo de Emergencias por sus siglas en Inglés). FEMA fue designada por el gobierno federal para proveer asistencia en las áreas que fueron afectadas por desastres naturales como el huracán Florence. FEMA puede ser una buena fuente de asistencia financiera. Dependiendo de la situación de una persona, FEMA puede emitir un subsidio federal u ofrecer un préstamo a la persona. Un subsidio financiero es ideal porque provee asistencia financiera a la persona afectada por la tormenta sin que la persona tenga que pagar el monto completo de vuelta. Un préstamo puede ser de utilidad también pero este debe ser pagado por completo eventualmente de acuerdo a los términos de FEMA.